Las plataformas digitales con ofertas de menús que se sirven en casa se abren paso como el «Airbnb de la gastronomía»

Aunque las primeras nociones de economía colaborativa surgieron en el año 1978, la realidad es que se harían visibles a partir de la aparición de EBay. Desde esos comienzos hasta ahora, la economía colaborativa generó nuevos espacios donde las personas pueden intercambiar productos o servicios. Ya son conocidos los casos donde desde una aplicación es posible alojar en una habitación de un domicilio particular a un viajero o donde se pueda dejar la mascota por unos días en una casa de familia, cuando los dueños disfrutan de unos días de vacaciones. Ahora en Atocha, es posible disponer de una plaza de aparcamiento, reservándola desde una aplicación. Conductor y dueño del aparcamiento felices,en una relación simbiótica donde ambos ganan.

Ventajas de aparcar en la plaza de otra personas por día en Atocha

Los conductores no solo de Madrid, sino de otras importantes ciudades del país, recurren a aplicaciones como Parkfy app para encontrar una plaza de estacionamiento, donde poder dejar el vehículo por unas horas.

Las ventajas son más que evidentes: se gana tiempo y dinero,en el caso de los conductores, y en el caso de los dueños de las plazas, pueden generar un ingreso extra.

Además, se reducen las emisiones de dióxido de carbono que generan los automóviles con los motores encendidos, al dar vueltas y vueltas para poder por fín, estacionar el coche.

Los beneficios de este tipo de plataformas son muchos, pero entre los más importantes se puede destacar:

 

  • Plataforma intuitiva y fácil de utilizar

 

Tanto para los conductores como para los propietarios de plazas de aparcamientos es muy sencillo utilizar la plataforma.

Ambos deberán descargar la aplicación al móvil, que es compatible con las tecnologías Android e IOS.

Si el propietario dispone de una plaza de aparcamiento que no utiliza durante mucho tiempo, publica la oferta en la plataforma, sin ningún tipo de costo, ya que es absolutamente gratuito.

Una vez que la oferta de la plaza de aparcamiento se encuentra publicada, los conductores pueden realizar la reserva, teniendo en cuenta sus necesidades, tanto del tamaño del vehículo, como la disponibilidad horaria y la ubicación de la misma.

Una vez que ambos se ponen en contacto, se cierra el trato con amplios beneficios para ambas partes.

 

  • Alternativa saludable para el conductor

 

Existe un fenómeno conocido como la “ira del tránsito”, que aparece cuando se conduce en una vía muy transitada y donde suelen ser comunes los atascamientos en el tránsito vehicular. Esta ira o furia del tránsito, produce un aumento del ritmo cardíaco y la presión arterial, lo que puede llevar a vivir situaciones muy traumáticas y desagradables a los conductores.

Saber de antemano que se cuenta con una plaza de aparcamiento disponible, reduce los niveles de estrés y mejora el estado de ánimo de los conductores.

Aunque parezca mentira, las investigaciones científicas sugieren que un conductor agobiado por el tránsito vehicular puede tener serios trastornos del sueño como así también dolores crónicos de espalda.

 

  • Se reduce la contaminación ambiental

 

Aún inmersos en la discusión de las ventajas de los vehículos a base de gasolina con respectos a los vehículos que utilizan diésel, poder contar con una plaza de estacionamiento a través de Parkfy, reduce los índices de contaminación ambiental, ya que el vehículo circula menos, porque se evita el conducir durante más de media hora en algunos casos, buscando la tan ansiada plaza de estacionamiento.

 

  • Alternativa para los que están de paro

 

Para las personas que aún se encuentran en el paro, poder monetizar su plaza de aparcamiento puede ser una alternativa interesante para generar hasta unos cien euros a la semana, gracias a esta aplicación.

Aunque nunca podrá reemplazar a la satisfacción que genera contar con una nómina, alquilar una plaza de parking en forma digital es una manera de hacerse con unos ingresos extras, sin tener que realizar ningún tipo de inversión.

 

  • Reducción de los gastos de movilidad

 

Si se toma en cuenta que en el momento de poner el motor en marcha del coche ya produce gastos, es importante tener la posibilidad de disminuir al máximo los gastos de movilidad. Reservar una plaza de aparcamiento a través de Parkfy permite reducir los gastos de estacionamiento hasta en un cuarenta por ciento, porque son mucho más económicos que los parquímetros públicos. Cifra que para las personas que diariamente tienen que trasladarse a lugares tan concurridos como Atocha, puede ser una increíble ventaja cuando se contabilizan los gastos mensuales.

 

  • Utilización de la tecnología disponible a costo cero

 

La comunicación entre conductor y propietario de la plaza de aparcamiento tiene costo cero para ambos, gracias a la utilización de la tecnología digital. Esta nueva forma de colaboración entre usuarios, permite además generar vínculos de confianza, y poder unir en un canal digital la oferta y la demanda que pueden presentar increíbles beneficios para ambas partes.

Todo estos motivos son importantes tanto en el ahorro de energía y el cambio climático. Los  vehículos compartidos, los vehículos eléctricos, que tienen costos de capital más altos pero menores costos de operación y el surgimiento de este tipo de aplicaciones como Parkfy, contribuyen a la recuperación de la  economía y a la mejora de las políticas ambientales.

Un aspecto muy importante de la economía colaborativa es infundir confianza entre los miembros de la comunidad.

Algunas plataformas usan su influencia, y los recursos compartidos de sus participantes, para ayudar a quienes lo necesitan. Estos esfuerzos de construcción de confianza ayudan a los participantes de la economía compartida a verse mutuamente como iguales, construyendo relaciones constructivas donde antes no existían.

Si puede obtener más de lo que necesita a través de la economía colaborativa, es posible que pueda acceder a una existencia más sencilla que requiere menos posesiones valiosas y menos preocupaciones.

Si bien estos aún son los primeros días de la economía colaborativa y aún se está formando, el potencial que posee es insuperable. A medida que la tecnología avanza a pasos agigantados, reduciendo el tiempo de procesamiento, aumentando la capacidad y una red interconectada más amplia, es justo suponer que se sumaría al empoderamiento de las comunidades como un todo con la economía compartida en su centro. La única constante es el cambio y estamos a la vanguardia de presenciar el mayor cambio en las tendencias de consumo.

Referencia

La economía colaborativa llega a los estacionamientos