¿Eres emprendedor introvertido pero quieres hacer networking?… Muchas veces las personas introvertidas no disfrutan mucho la convivencia con otras personas. Sin embargo si decidiste ser emprendedor, no tienes otra opción ya que será un beneficio para tu negocio.

Para que puedas estar al tanto lidian con esta situación sin sentirte incómodo, te dejamos estos consejos:

  • Organiza tus ideas: Sin duda todo será más sencillo si planteas una estructura de lo que vas a decir. Por ejemplo: lo primero que vas a hacer es presentarte, posteriormente pláticas de tus negocios planteando pros y contras.

Es importante tener bien claro que es lo que buscas al asistir a una sesión de networking.

  • Ofrece tus oídos: La gente que es introvertida tiene la característica de ser observadores y buenos para escuchar. ¡Aprovecha esto!, y busca conectarte con la otra persona escuchándolos y dando buenos consejos. ¡Ojo! tampoco te quedes callado, busca platicar sobre tu proyecto al igual que la otra persona.
  • Relájate: Te recomendamos llegar a la sesión de networking tranquilo. Busca alguien conocido que te acompañe para que te haga sentir más confiado. Evita llegar nervioso, ya que puedes dar el mensaje incorrecto.
  • Ve poco a poco: No quieras comerte el mundo. Tampoco te compares con los emprendedores extrovertidos que salen con 50 tarjetas y negocios cerrados. Ponte pequeñas metas para cada sesión.
  • Haz contactos en línea: Esta acción antes del evento te permitirá estar más tranquilo y tener seguridad al momento de entablar conversación, recuerda contactar personas online antes de conocerlas de manera física puede ayudarte muchoConéctate a través de LinkedIn, Twitter, Facebook y otras redes sociales con otros asistentes a eventos a los que asistirás.
  • Habla de tus logros: No puede ser tan difícil ya que se trata de ti y tus mejores atributos y logros. No está mal que la gente sepa cuáles han sido tus logros y hablar de ellos puede ayudar a acercarte a las conexiones que necesitas hacer.
  • Discute  tus metas e ideales: Dar una opinión o charlar sobre un concepto específico puede ayudarte a iniciar la conversación y hacer que vaya fluyendo en función de ello. Pregúntale a la persona con la que hables cuáles son sus metas y tómate el tiempo de analizar si hay algo que puedas hacer para ayudarle. ¡Es una gran idea!
  • No lo analices mucho:  Concentra tu energía en las cosas positivas que lograste y toma los errores como experiencia. No es necesario repasar y volver a repasar lo que dijiste, cómo respondió la otra persona o si fuiste o no bien recibido.
  • Mantén relaciones fuertes: De vez en cuando conocerás a alguien que se volverá un contacto indispensable para tu negocio por lo que te convendrá mantener una conexión sólida. Esta persona puede hablar bien de ti a otros, presentarte a nuevos contactos y ayudarte a ampliar tu red de conocidos. Por supuesto, esta es una calle de dos sentidos.
  • Toma notas: Es importante recordar las caras y los nombres que conoces en los eventos de socialización de tu industria. Cada vez que alguien te dé su tarjeta de presentación, observa el papel y luego voltea ver  su rostro.

Quizás pienses que hacer networking es difícil, pero una vez que logres hacer todo bien, verás que el esfuerzo habrá valido la pena. Y un buen resultado y trabajo te impulsara más cada vez que lo logres.